CCS de Utah se prepara para recibir refugiados afganos

Friday, Sep. 03, 2021
CCS de Utah se prepara para recibir refugiados afganos + Enlarge
By Linda Petersen
Intermountain Catholic

Traducción: Laura Vallejo

SALT LAKE CITY – Conforme el gobierno federal trabaja para reasentar a cerca de 80 mil refugiados afganos quienes han sido transportados a bases militares en el Medio Este y en Europa después de que su país fue tomado por el Talibán, Salt Lake City ha sido identificada como una de las 19 ciudades en los Estados Unidos en donde esos refugiados serán reasentados.

Dos organizaciones locales Catholic Community Services of Utah y el  International Relief Committee, se están preparando para recibir a tantos refugiados les sea posible cuando el gobierno los empieza a enviar.

El estado de Utah tiene una historia de dar la bienvenida a los refugiados – el estado brindó  vivienda a miles de refugiados Vietnamitas después de la caída de Saigón, y a otros refugiados durante la crisis en Kosovo y la guerra en Irak.

“La comunidad nos ha ayudado en el pasado,” dijo Aden Batar, director de servicios para refugiados e inmigración de CCS. “Nuestra comunidad religiosa también se levantó y abrió sus hogares, sus lugares de culto para ayudar a los refugiados. En el pasado Utah ha jugado un gran papel en ayudar a estas familias. Creo que estamos en una mejor situación para ayudar también a los refugiados afganos.”

Durante la administración del expresidente Trump, el flujo normal de refugiados reasentándose en Utah fue severamente marginado. En esos años los servicios de inmigración y para refugiados de CCS operaron muy limitadamente. En meses recientes, debido a los cambios en las pólizas migratorias por la administración del presidente Biden, CCS ha expandido sus esfuerzos. CCS anticipa que podrá reasentar a todos los refugiados afganos que sean enviados al estado.

“Nuestra meta es reasentar a todas las personas que se nos envíen,” dijo Batar. “Tenemos la capacidad de reasentar a más refugiados; el estado de  Utah usualmente acepta cerca de 1,300 al año. Fácilmente, entre las dos agencias, podemos reasentar ese número sin ningún problema.”

Batar dijo que el proceso para el reasentamiento de afganos será muy diferente al proceso regular. Normalmente los refugiados son procesados antes de llegar a los Estados Unidos, pero en esta situación de emergencia, los refugiados cuentan con Visas Inmigratorias Especiales, así que serán procesados cuando lleguen a Utah. CCS tendrá que realizar una meticulosa evaluación de su estatus y sus necesidades.

El numero de refugiados que se esperan en Utah es aun incierto; CCS ha recibido noticias de que los pri-meros refugiados afganos, una familia de seis, llegaran al estado muy pronto.

“Nadie sabe el número total ya que la información aun sigue cambiando conforme se evacua a las personas,” dijo Batar en una entrevista previa a la fecha limite del 31 de agosto que la administración federal puso para sacar a los refugiados de Afganistán.

Batar dijo que la mayoría de los refugiados llegarán con solo lo que traen puesto y necesitarán de mucha ayuda

CCS está solicitando a las personas de Utah que ayuden de la forma en que les sea posible, con donaciones monetarias, vivienda, artículos del hogar, muebles o siendo voluntarios para ayudar a que los refugiados vuelvan a tener una vida.

“Cuando lleguen a Utah, van a necesitar mucha ayuda; necesitamos el apoyo de la comunidad,” dijo Batar. “Nuestra comunidad siempre ha sido receptiva y ha dado la bienvenida. Utah es uno de esos estados en donde las personas les gusta ser voluntarios y nuestra comunidad es muy generosa. Realmente necesitamos de su apoyo.”

“No lo podemos hacer solos, necesitamos el apoyo de la comunidad,” agregó Batar. “Realmente apreciamos cuando las personas se nos acercan y realizan donativos.”

Para realizar contribuciones económicas (por favor indique ‘Refugee Crisis’; en su donación) o para más donativos visite:

www.ccsutah.org/donate

For questions, comments or to report inaccuracies on the website, please CLICK HERE.
© Copyright 2021 The Diocese of Salt Lake City. All rights reserved.