Celebran Jubilación/El padre Clarence Sandoval se jubila dejando un gran ejemplo de cuidado pastoral

Friday, Jun. 24, 2022
Celebran Jubilación/El padre Clarence Sandoval se jubila dejando un gran ejemplo de cuidado pastoral Photo 1 of 2
El padre Clarence Sandoval
By Laura Vallejo
Intermountain Catholic

LAYTON — Después de 35 años de servicio para la Diócesis Católica de Salt Lake City el padre Clarence Sandoval se jubila.

 Nacido en San Luis Colorado, la familia del padre se mudó a Stockton Utah cuando él era un niño.

Después de su graduación de la preparatoria, el padre se fue de voluntario a las fuerzas armadas de los Estados Unidos y allí fue enviado a Corea. Después de dos años recibió su baja honorífica y el padre recibió un título en educación y psicología de la Universidad Utah State.

En 1979 se unió al Peace Corps, un programa de el gobierno de los Estados Unidos en el que se entrena a los voluntarios para brindar asistencia internacional de desarrollo. Durante sus dos años en Peace Corp, el padre comenzó a considerar su vocación hacia el sacerdocio.

 El padre Sandoval fue ordenado el 21 de agosto de 1987  en la Catedral de la Magdalena por el Reverendísimo William K. Weigand, séptimo obispo de Salt Lake City. Su primera asignación fue como vicario parroquial de la Iglesia de Notre Dame de Lourdes en Price, en donde permaneció por dos años. A esto le siguieron seis años como párroco en la Iglesia de St. Elizabeth en el condado de Sevier y la misión de San Jude en Ephraim

Entonces, por más de una década el padre Sandoval sirvió como párroco de la Iglesia de St. Thomas Aquinas en Logan. En el 2011 fue asignado como párroco de la Iglesia de Santa Rosa de Lima en Layton, posición de la que se jubilará.

Durante su ministerio, una de las experiencias más impactantes con la que se enfrentó el padre Sandoval, fue la redada del 2006, en donde las autoridades inmigratorias arrestaron a varios trabajadores de una planta procesadora de carne en Logan. Muchas de las 147 personas que fueron arrestados  eran feligreses de St. Thomas Aquinas, Iglesia en que el padre Sandoval era el párroco en ese tiempo. Para apoyar a sus feligreses afectados por la redada el padre Sandoval organizó diversas colectas y ayudas para las familias.

Ese mismo año el padre Sandoval dedicó la nueva Iglesia de St. Thomas Aquinas. Este edificio era muy necesario ya que la comunidad Católica en el área creció en demasía; el padre Sandoval pasó tres años colectando fondos para la nueva Iglesia, la cual fue construida en Hyde Park en lugar del sitio anterior en Logan.

El diácono Bernardo Villar, quien sirve en la parroquia de Santa Rosa de Lima, dijo admirar al padre Sandoval además de estar muy agradecido por su servicio y guía durante todos estos años.

“De [el padre ] aprendí que hay una diferencia entre lo que es de Dios y lo que es del hombre. Que hay que entender que Dios nos ha dado un plan y nos ha dado el Evangelio para guiarnos,” dijo el diácono Villar acerca de las enseñanzas recibidas del padre.

El diácono también valora la amistad del padre. El día que fue ordenado como diácono el padre Sandoval, “me hizo sentir bienvenido dándome un maravilloso regalo de un juego de Estolas,” dijo el diácono agregando que eso también le ayudó a entender la importancia de su vocación y a admirar el ejemplo del padre Sandoval.

“También cometí un error en el evangelio que estaba leyendo y él muy amablemente y sin problema se acercó y me ayudó. Y se sentó sin decir una palabra,” agregó  el diácono.

“Padre, gracias por guiarme hasta convertirme en diácono. A través de los años me ha dado muchas oportunidades de crecimiento. Gracias por confiar en mí durante estos años. Le deseo lo mejor en el comienzo de su nuevo camino de vida,” dijo el diácono.

El padre Sandoval dijo que en todas sus experiencias pastorales vio el rostro de Dios reflejado en las personas a las que sirvió.

“Ellos me compartieron sus historias, dolores, y alegrías conmigo y las llevo en mi corazón… El más grande don que he recibido es el amor de las personas y sus capacidades de ver más allá de mis límites,” dijo el padre Sandoval.

La celebración de despedida de la jubilación del padre Sandoval se llevará a cabo el 20 de agosto a las  6:30 p.m., en la parroquia de Santa Rosa de Lima, Layton.

Todos están bienvenidos.

For questions, comments or to report inaccuracies on the website, please CLICK HERE.
© Copyright 2022 The Diocese of Salt Lake City. All rights reserved.