Celebran Jubilación/En su retiro el padre Wheaton espera llevar luz a la frontera de Alaska

Friday, Jun. 24, 2022
Celebran Jubilación/En su retiro el padre Wheaton espera llevar luz a la frontera de Alaska + Enlarge
El padre William Wheaton
By Linda Petersen
Intermountain Catholic

Traducción: Laura Vallejo

OGDEN — El  mudarse a Alaska no es algo que la mayoría de las personas tienen como plan de retiro, pero para el padre William Wheaton esto será un sueño hecho realidad. El padre Wheaton quien durante 30 años ha servido en la Diócesis de Salt Lake City, se retira a finales del mes de julio, cuando tomará un vuelo con destino en Alaska, en donde realizará ministerio.

“Para mí el retiro, no es retiro. Es pasar  la página hacia algo que siempre he querido hacer,” dijo el padre quien actualmente es el párroco de la Iglesia Holy Family en Ogden.

Sus experiencias de vida lo han preparado para este nuevo camino.

El padre Wheaton es Católico de nacimiento. Su mamá fue Católica y su padre miembro de la Iglesia de los Santos de los Últimos Días. Ambos lados de su familia siempre lo han apoyado y querido.

Nacido y criado en Ogden, el padre Wheaton asistió a la primaria, secundaria y preparatoria de St. Joseph. Cursando la preparatoria fue cuando se dio cuenta de que tenía un fuerte deseo de convertirse en misionero, así es que después de su graduación asistió a el Seminario Holy Ghost el cual es parte de la Universidad de St. Thomas Houston, en donde por cinco años estudio recibiendo su título en filosofía y teología.

Aun así, “en ese tiempo todavía no sentía que era tiempo del compromiso a los votos,” recordó el padre, así es que comenzó una carrera en educación Católica. Su segundo título, ahora en inglés,  lo recibió de la Universidad Weber State, comenzando así a dar clases en la primaria de St. Joseph, en donde permanecio por seis anos. Despues recibió una  maestría en educacion secundaria de la Universidad Weber State  y un doctorado en la escuela de administración. Después de cuatro años en la Academia Urselina de Dallas, el padre Wheaton volvió a comenzar su contemplación hacia el sacerdocio.

“Siempre sentí el llamado aun cuando me desvíe de ese camineo por un tiempo,” recordó el padre.

Asi que decidió ponerse en contacto con quien en ese entonces era el director de vocaciones de la Diócesis de Salt Lake City, quien en ese tiempo era Monseñor Michael Winterer, y en 1988 ingresó al seminario Mount Angel en donde comenzó su formación en cuanto a teología.

El 27 de junio de 1992 en la Iglesia Católica de St. Ambrose el padre Wheaton fue ordenado al sacerdocio por el Reverendísimo William K. Weigand, séptimo Obispo de la Diócesis de Salt Lake City. Fue asignado como director diocesnao de educación religiosa, posición que sostuvo hasta el mes de julio de 1996. Al mismo tiempo el padre sirvió como administrador de la parroquia de St. Peter en American Fork. Después fue asignado como párroco de las parroquias de Notre Dame (1996-1999), St. Francis Xavier (1999-2004) y  St. Ambrose (2004-2009). Durante su ministerio el padre también sirvió en las misiones del sureste de Utah, “algo que siempre quise hacer,” dijo el padre.

En la parroquia de St. Pius en Moab y en la parroquia de St. Joseph en Monticello el padre sirvió por seis años (2009-2015); también sirvió en la Misión de  Sacred Heart en La Sal.

“Mientras que todas mis asignaciones me han gustado mucho, las que en verdad me han encantado son las que más retos tuvieron por estar en el sureste de Utah,” dijo el padre. “Ahí verdaderamente llegas a conocer a las personas, es algo más personal; uno forma parte de las vidas de las personas y de las familias.”

Hace cinco años el padre regresó  a Ogden como párroco de la Iglesia Católica de Holy Family.

Desde ese entonces, ha estado planeando su retiro y ya ha recibido su asignacion por tres años en la Diócesis de Fairbanks. El padre también celebrará Misas  durante los meses de mayo a septiembre en el Parque Nacional Denali, y cada dos o tres meses hará rotaciones en las misiones rurales.

El padre Wheaton espera poder servir en Alaska por mucho tiempo. Ya está preparado para la árdua experiencia, ya que varias veces ha viajado por el estado, durante las varias temporadas durante los últimos treinta años. El padre también ha desarrollado un cariño por las personas de allí, especialmente por las de las pequeñas comunidates en la frontera.

“Me encanta la noción de llevar a Cristo a las personas que de alguna manera se encuentran olvidadas,” dijo el padre. “Pienso que ellos simplemente no se sienten  merecedores. Sienten un sentido de apreciación tan solo con el hecho de que alguien llegue y celebre la Misa con ellos.”

Conforme se prepara para irse de Utah el padre Wheaton espera haber podido ayudar a las personas con las que ha interactuado, ayudándolas a profundizar su entendimiento sober la importancia de la Eucaristía. “Espero que las personas se den cuenta de que la base y el centro de nuestra identidad Católica  está en la Eucaristía y en a celebración de la Misa. Todo lo demás es incidental. Lo que nos identifica como Católicos es nuestra creencia en la prescencia real de Cristo en la Eucaristía, en el ir a Misa y recibir a Cristo en esta, y de esa manera en la construcción de una comunidad,” dijo el padre.

For questions, comments or to report inaccuracies on the website, please CLICK HERE.
© Copyright 2022 The Diocese of Salt Lake City. All rights reserved.