Celebrando a Nuestros Sacerdotes/Aniversarios de Plata Sacerdotales /padre Langes Silva

Friday, Jun. 26, 2020
Celebrando a Nuestros Sacerdotes/Aniversarios de Plata Sacerdotales /padre Langes Silva + Enlarge
padre Langes Silva
By Linda Petersen
Intermountain Catholic

Traducido por: Laura Vallejo

SALT LAKE CITY — El padre Langes Silva, vicario judicial de la Diócesis de  Salt Lake City, está celebrando sus 25 años de sacerdocio. Su camino lo ha llevado desde Medellín en Columbia, hasta Nueva York y ahora a Utah.

Como vicario judicial el padre Silva juzga casos bajo la corte diocesana eclesiástica y brinda consejería al Obispo Oscar A. Solis acerca de ley canónica.

Mientras que él no sabía la forma que su servicio tomaría, tempranamente el padre Silva sabía que quería ser sacerdote. Era un deseo que nació y creció conforme sirvió en el ministerio juvenil en su parroquia natal, ayudando a dar servicios sociales y litúrgicos para los jóvenes de su comunidad.

Siendo el hijo de en medio entre un hermano y una hermana, el padre Silva asistió a la Universidad Pontificia Xaveriana en Bogotá Colombia en donde recibió un título en filosofía; después obtuvo un título en teología de la Universidad de St. Bonaventure en Allegany, N.Y. Termino su panel de licenciatura en la Univesidad Pontifcia Xaveriana.

Desde sus primeros días en el seminario, el padre Silva se sintió atraído hacia el estudio de la ley canónica.

“La ley canónica requiere un set especifico de habilidades, un interés personal y una pasión por ciertas cosas,” dijo el padre. “Desde el principio sentí que la ley canónica era una manera específica de servir al Pueblo de Dios en la Iglesia.”

Después de su ordenación al sacerdocio en la Diócesis de Salt Lake City el 15 de junio por el Obispo George H. Niederauer, el padre Silva fue asignado como vicario adjunto como juez en el tribunal diocesano. En el 2003 fue nombrado vicario judicial.

Aunque las responsabilidades primarias del padre Silva en la diócesis han siempre estado dedicadas al Tribunal, también ha servido en varias capacidades, inclu-yendo la de vicario parroquial, canciller, miembro de la Comisión Ecuménica Diocesana como consultor dio-cesano.

Como Vicario judicial, el Obispo lo delega para manejar todos asuntos canónicos de la diócesis. Los procedimientos más comunes son las anulaciones y la determinación de la validez de un matrimonio para que las personas puedan volver a casarse y recibir los Sacramentos. También maneja las quejas que los párrocos o los fieles tienen sobre temas de ministerio en sus parroquias. También supervisa todos los procedimientos para el clero incluyendo cuando dejan el sacerdocio.

Mientras que algunas personas puede que vean la ley canónica como solo una gama de reglas y regulaciones que gobiernan la Iglesia, la realidad es que es más que solo eso.

“Uno de los últimos cánones en la ley canónica dice que todas las cosas contenidas en el código de la ley canónica son para el bien de la Iglesia y para la salvación de las almas,” dijo el padre.

 “Creo que cuando uno sigue estos procedimientos uno aprende acerca de la vida y experiencias de las personas y sobre lo difícil que pueden ser. Las personas están expuestas a muchas cosas y uno profundiza su sentido de compasión y misericordia por la gente así es que tratas de ayudarlas en la mejor manera que se pueda.”

Trabajando como vicario judicial ha profundizado su compasión por los miembros de la Iglesia quienes se enfrentan a muchas dificultades en sus vidas.

“Algunas veces uno busca algunas excepciones en la ley para ayudar a esas personas heridas... Para ofrecer algún apoyo por la Iglesia, así es que básicamente esto te ayuda a entender el dolor de las personas y el sufrimiento de muchos, alrededor del mundo.” dijo el padre. “Esto te permite motivarte para servir mejor, para hacer la diferencia en sus vidas.”

El padre Silva reconoce que frecuentemente puede ser difícil caminar al lado de personas que sufren, de aquellos quienes han sufrido dentro de matrimonios malos o de aquellos quienes han sido víctimas de abuso sexual clerical, o con un hermano sacerdote a quien se le han tenido que quitar sus funciones en el ministerio.

 El padre encuentra la fortaleza a través de la celebración de la Eucaristía, de la oración y de la meditación.

 El padre Silva dijo que el actuar como representante del Obispo en materia de leyes canónicas puede ser difícil, pero también gratificante

“Lo gratificante es ver muchas personas en muchas parroquias que han podido concluir sus casos de anulación, y que han podido establecer a sus familias, ahora participan como miembros activos de nuestras parroquias en nuestra diócesis,” dijo el padre.

Al reflexionar sobre los últimos 25 años. El padre Silva los ve como un camino caminado.

“Conforme uno reflexiona en el pasado. Uno se da cuenta de que ha aprendió varias cosas; uno ha tenido muchas experiencias y uno ha recabado esas experiencias que te hacen sentir más empoderado para servir a las personas basándose en esos conocimientos y esas experiencias,” dijo el padre.

“Es un camino que te lleva a aprender y a madurar y a ver una vida plena en muchas formas.

For questions, comments or to report inaccuracies on the website, please CLICK HERE.
© Copyright 2020 The Diocese of Salt Lake City. All rights reserved.