Delegados del V Encuentro se reunen para seguir aprendiendo

Friday, Sep. 13, 2019
Delegados del V Encuentro se reunen para seguir aprendiendo + Enlarge
By Laura Vallejo
Intermountain Catholic

SALT LAKE CITY — La implementación del V Encuentro comenzó en el 2017 como parte del esfuerzo para una Nueva Evangelización por parte de la conferencia de Obispos Católicos de los Estados Unidos. El Encuentro enfatiza la importancia de involucrar a los jóvenes y a los hispanos/latinos en la vida activa de la Iglesia.

El 9 de junio de 2013, en la Ciudad de San Diego, CA el Subcomité de Obispos para Asuntos Hispanos convocó al liderazgo de la pastoral hispana/latina a entrar una vez más en el proceso de Encuentro. La convocatoria se dio en el contexto de la Nueva Evangelización y enfatizó la importancia de involucrar a la juventud hispana/latina inmigrante, y de segunda y tercera generación en el proceso.

En la Diócesis de Salt Lake City, el Encuentro ha estado presente desde sus comienzos. El primer Encuentro se realizó en 1972 y el V Encuentro es el proceso más reciente el cual continuará hasta el 2020.

El Proceso del V Encuentro actualmente se está llevando a cabo en las parroquias, los movimientos eclesiales laicos, las escuelas e universidades, u otras organizaciones católicas en todo el país.

En el  2017, 165 delegados del encuentro de la diócesis de Salt Lake City comenzaron  5 semanas de evangelización, cada semana se basa en un tema específico: Llamados a un encuentro de amor con Jesús; Con obras y gestos: ¡Atrévete!; Caminando juntos con Jesús; Dando frutos de vida nueva; y Festejando la alegría de ser discípulos misioneros. Los delegados fueron enviados a evangelizar en sus parroquias compartiendo el V Encuentro por toda la diócesis.

Como parte de los esfuerzos el 8 de septiembre decenas de delegados del V Encuentro se reunieron en le Centro Pastoral diocesano para compartir algunos de los resultados preliminares del proceso y para compartir más acerca del mismo. El Obispo Oscar A. Solis estuvo presente en la reunión compartiendo con los delegados.

“Debemos seguir caminando juntos como Pueblo de Dios, alzar nuestras voces una vez más y discernir nuestras prioridades pastorales y estrategias,” dijo Maria Cruz Gray, directora de la Oficina de Ministerio Hispano.   

“El V Encuentro comenzó como un llamado a desarrollar recursos e iniciativas para servir mejor a la creciente comunidad de hispanos e inmigrantes en las diócesis, parroquias, movimientos eclesiales, organizaciones católicas e instituciones, y aún sigue, no ha terminado,” dijo Gray .

La Diócesis de Salt Lake City es parte de la  Región XIII del V Encuentro, la cual incluye diócesis y arquidiócesis en Arizona, Colorado, Nuevo México, Utah, y Wyoming.

El  V Encuentro regional se realizó en febrero del 2018 y el nacional en el mes de septiembre.

Durante la reunión reciente en Salt Lake City, Gray compartió con los delegados que algunos de los resultados de los reportes nacionales y regionales ya estaban disponibles y que van a la par del Plan Pastoral, “y eso nos da a reflexionar la importancia de implementación en la diócesis,” dijo Gray.

Los reportes fueron preparados por  Equipo de Investigación V Encuentro de la USCCB.

“Entre los primeros frutos de V Encuentro están que “hay una mayor conciencia de la presencia y las necesidades de los católicos hispanos entre el clero y el personal diocesano,” se lee en parte del reporte.

“Las diócesis están viendo avances importantes en las actitudes y la preocupación por los católicos hispanos, comenzando con una mayor participación del Obispo y las nuevas iniciativas pastorales están evolucionando y existe una mayor colaboración con otras oficinas diocesanas, especialmente la Formación de fe/ Evangelización y la Pastoral Juvenil.”

 El Encuentro “es la gracia en medio de la enorme crisis a la que nos enfrentamos,” dijo Gray, pidiéndoles a los delegados compartir sus comentarios y sugerencias ante cuatro preguntas/propuestas para la región.

Entre las sugerencias presentadas estuvieron “el tener paz interior, así como la capacidad de escuchar y aprender... Para así ayudar a nuestros hermanos y hermanas,” el estar comprometido a ser voluntario en lugar de esperar a ser llamado para serlo, el trabajar juntos como comunidad, el reconocer las habilidades y capacidades, así como los dones de los demás, para así reconocer “que Dios está siempre con nosotros sin importar los retos a los que nos enfrentemos,” saber delegar y trabajar arduamente por y para la Iglesia.

“Este es un momento en donde necesitamos de líderes fuertes de gente comprometida,” dijo Gray.

For questions, comments or to report inaccuracies on the website, please CLICK HERE.
© Copyright 2019 The Diocese of Salt Lake City. All rights reserved.