Directora ejecutiva de los Ministerios de la Santa Cruz, se retira

Friday, Apr. 13, 2018
Directora ejecutiva de los Ministerios de la Santa Cruz, se retira + Enlarge
María Farrington
By Marie Mischel
Intermountain Catholic
Traducido por: Laura Vallejo
Intermountain Catholic
SALT LAKE CITY — María Farrington, quien desde el 2015,  ha servido como directora ejecutiva de los Ministerios de la Santa Cruz se ha retirado; mientras tanto  John Kirsling, el director financiero de la institución sin fines de lucro, ha sido designado como director interino.
Los Ministerios de la Santa Cruz, organización sin fines de lucro auspiciada por la Congregación de las Hermanas de la Santa Cruz, fue creada en 1994 para servir a los pobres y más necesitados. Con oficinas en Salt Lake City y en Park City, ofrecen servicios de salud, educación y legales.
Antes de ser nombrada directora ejecutiva de HCM, Farrington había sostenido el puesto de CEO del museo de niños ‘Discovery Gateway’; en sus 37 años de carrera profesional también sirvió como directora de programas e iniciativas del Centro de la Familia de Utah y como presidenta y directora ejecutiva de programas de servicios educativos en San Antonio, Texas. Además ha sido miembro de las cámaras de los Ministerios de la Santa Cruz, del Centro para la No-Violencia  ‘Barbara & Norman Tanner’ de la Universidad de  Utah, y dela Estación de radio comunitaria KRCL.
También ha recibido reconocimientos como el ‘Go-vernor’s Hispanic Leadership and Community Service’ y y fue nombrada como Líder Sobresaliente  en Servicios Humanitarios de  YWCA.
“Como la primera mujer laica en liderar los Ministerios de la Santa Cruz, María siempre reflejo una apreciación por la tradición de las Hermanas de la Santa Cruz en Utah, tuvó un compromiso personal con la misión y un astuto entendimiento de las necesidades de la comunidad,” dijo Monseñor J. Terrence Fitzgerald, vicario general emérito y miembro de la Cámara de la Santa Cruz.
“Su profunda fe Católica, sentido de compasión y preocupación, especialmente por las mujeres y niños vulnerables, la han hecho ser un líder inspirador y una directora ejecutiva eficiente. Bajo su liderazgo la agencia expandió su papel en la comunidad y claramente enfocó sus servicios en los más necesitados. Se le va a extrañar mucho.”
El poder haber contribuido con la historia de 140 años de las Hermanas de la Santa Cruz como “la pri-mera mujer no religiosa líder de la organización, fue un gran honor para mí,” dijo Farrington. “Realmente fue un gran honor en mi vida… Simplemente estoy muy orgullosa por el hecho de que confiaron en mí y me permitieron liderar bajo u guía.”
Durante su tiempo en HCM. Farrington dijo que la organización “realizó una revisión cuidadosa del paisaje cambiante de las necesidades de los servicios humanitarios, apegándose a la realidad, y realmente cercano a la misión de los Ministerios de la Santa Cruz,” lo cual fue para “responder a la comunidad más vulnerable y necesitada de salud y bienestar,” esto de acuerdo con hcmutah.org.
También se comenzó un plan estratégico, para determinar si existen áreas en donde los servicios son necesarios, y Farrington dijo que la segunda fase de este plan está siendo promulgada.
Un área en donde los servicios se han incrementado es hacia las mujeres inmigrantes, usualmente madres de familia, quienes han sido víctimas de violencia doméstica y enfrentan deportación. Farrington dijo que HCM ha recibido fondos para seguir ayudando a esas mujeres y a sus familias.
Además el comité de la misión de HCM, el cual está compuesto por personas de diferentes departamentos y “continuamente se comunican y preguntan ‘¿Qué hicimos este mes en nuestro trabajo que se adhirió y fortaleció la misión de los ministerios de la Santa Cruz?,” dijo Farrington agregando que esto ayuda a que la organización no se aleje de su misión.
Otro de los logros de Farrington que le dan mucho honor es el cambio en los estatutos de HCM que dictaban quien era elegible para ser parte de la cámara de directores de la organización; un proceso que se llevó casi siete meses. También supervisó la remodelación de los espacios de las oficinas.
“Nuestros amigos son profesionistas que necesitan trabajar en un ambiente profesional, y un ambiente del cual sentirse orgullosos,” dijo Farrington.
Ella aún maneja ‘nosotros’ cuando se refiere a los Ministerios de la Santa Cruz y seguirá siendo parte de ellos pues tiene planes de unirse a los Socios de la Santa Cruz, un grupo afiliado que se reúne cada cuarto a orar, y a sostener discusiones espirituales, así como realizar trabajos de calidad.
“Estoy muy impresionada con la filosofía de la Santa Cruz que como Católica realmente quiero aplicar en mi vida, en términos de justicia social, en términos de reconocer a los más necesitados y en hacer esto parte de quien soy en mi vida,” dijo Farrington. “Tanto mi esposo como yo estamos muy comprometidos no sólo con las Hermanas de la Santa Cruz sino con la filosofía de los Ministerios de la Santa Cruz.”
For questions, comments or to report inaccuracies on the website, please CLICK HERE.
© Copyright 2018 The Diocese of Salt Lake City. All rights reserved.