El Obispo Oscar A. Solis celebra la Misa en espaņol, es bienvenido por cientos de feligreses

Friday, Mar. 17, 2017
El Obispo Oscar A. Solis celebra la Misa en espaņol, es bienvenido por cientos de feligreses Photo 1 of 2
El obispo Solis se detiene un momento contemplando a los feligreses hispanos que inundaron la Catedral de la Magdalena para darle la bienvenida.
By Laura Vallejo
Intermountain Catholic
SALT LAKE CITY — Fieles Católicos de todo el estado de Utah inundaron la Catedral de la Magdalena para asistir a las primeras Misas que el obispo Oscar A. Solis oficiara después de su instalación como el 10mo. Obispo de Salt Lake City. El obispo celebró la Misa de las 11 a.m. en inglés y la Misa de las 3 p.m. en español.
Durante la Misa en español, las paredes de la Catedral parecían tratar de estrecharse para dar cabida a los cientos y cientos de fieles que llegaron desde St. George hasta Logan, de Price a Wendover y quienes llegaron alegremente a celebrar junto a su obispo.
El Obispo Solis ingresó a la Catedral siendo saludado por personas portando banners con los diversos ministerios hispanos así como las parroquias que le dan forma a la Diócesis de Salt Lake City.
““Bienvenidos a nuestra celebración en esta Catedral que es nuestra Iglesia Madre de nuestra Diócesis de Salt Lake City estoy encantado de poder compartir este momento  y celebrar la Misa con ustedes,” dijo el Obispo Solis dando la bienvenida a todos a la Catedral.
La Misa fue concelebrada por el padre Martin Diaz, rector de la Catedral; el padre Jorge Martínez, vicario parroquial de la iglesia de San Francisco de Asís; el padre Jorge Roldan, vicario parroquial de la catedral; el padre Javier Virgen, párroco de la iglesia de St. Joseph the Worker; el padre Eleazar Silva, párroco de la iglesia del Sagrado Corazón y el padre Gustavo Vidal, párroco de la iglesia de Saint Mary en West Heaven.
Lo que se suponía una tradicional Misa dominical, se convirtió en una celebración de bienvenida de los Hispanos para el Obispo. Mujeres, hombres y niños vistiendo trajes típicos de sus países de origen, presentaron las ofrendas en la Misa. Los pequeños llevaban flores las cuales le dieron al Obispo, quien simplemente no podía dejar de sonreír.
“Tengo que confesar que estoy un poco nervioso, ya que daré mi homilía en español… tienen que recordar que mi primer lengua es el Tagalog o filipino.. también tienen que recordar que yo soy un filipino no un jalapeño,” dijo el Obispo ante lo que la congregación estalló en risas.
El Obispo les preguntó si querían escuchar la Homilía en inglés o en español.
“Si la doy en inglés me tardaré  cerca de 15 minutos, pero si lo hago en español me tardare cerca de 45 minutos,” dijo el Obispo.
La respuesta llegó fuerte y al unisón: “En español, señor Obispo.”
Conforme la Misa siguió su curso tradicional, las personas seguían llegando sin cesar a la Catedral, la cual desbordaba personas. Al terminar la celebración una recepción informal fue organizada por diferentes  grupos hispanos diocesanos así como por la oficina del Ministerio Hispano. Comida tradicional de las diferentes regiones de México, El Salvador, Guatemala y otros países fueron el deleite de chicos y grandes, pero también del Obispo Solis, quien después de cambiar sus vestimentas, compartió un tiempo con los feligreses.
El buen sentido del humor del Obispo se hizo evidente cuando al acercarse a saludar a los jóvenes les preguntaba: “Así es que, díganme ¿quién es quien será sacerdote o monjita de ustedes?”
“Estoy muy sorprendida, el Obispo Solis es un gran hombre, con los pies en la tierra,” dijo Lupita Gonzales, quien llegó a la celebración a la Catedral solo para poder conocer y saludar al Obispo.
El Obispo Solis entono cantos junto a los asistentes al tono de la guitarra de Pablo Casareal, un ministro eclesial laico certificado quien completó el programa de formación EMAUS hace dos años.
For questions, comments or to report inaccuracies on the website, please CLICK HERE.
© Copyright 2017 The Diocese of Salt Lake City. All rights reserved.