El Obispo Solis celebra el Día de Todos los Santos

Friday, Nov. 08, 2019
El Obispo Solis celebra el Día de Todos los Santos + Enlarge
By Marie Mischel
Intermountain Catholic

Traducido por: Laura Vallejo

SALT LAKE CITY — Para la Festividad de Todos los Santos, un día santo de obligación, el Obispo Oscar A. Solis presidió la Misa del mediodía en la Catedral de la Magdalena.

“Los Santos son los héroes de la Iglesia,” dijo el Obispo durante su homilía. “Ellos son los hombres y mujeres quienes están en el cielo, quienes fallecieron y han recibido una recompensa maravillosa de Dios por haber sido fieles hombres y mujeres en su amor por sus semejantes.”

El Obispo dijo que los Santos vivieron vidas ejemplares a pesar de sus retos y de su dolor; ellos encontraron maneras extraordinarias de extender la bondad y el amor por los demás, o fallecieron como mártires, sufriendo y profesando su fe en el Señor.

“Nosotros también estamos llamados a ser Santos como los que hoy honramos,” dijo el Obispo, agregando que el llamado a ser Santo es dado a cada persona.

El camino a la santidad es deletreado en los bienaventurados, los cuales fueron el enfoque de la lectura del Evangelio de ese día (MT 5:1-12).

Una vida vivida de acuerdo con los bienaventurados va en contra las enseñanzas mundiales, porque “las enseñanzas de Cristo son muy diferentes y radicales,” dijo el Obispo Solis. “Él nos reta y nos lleva a la bondad en nosotros …Él dijo que debemos de valorar más a Dios en nuestros corazones y en nuestras vidas. Debemos vaciar nuestros corazones de todas las cosas del mundo para así poder llenarlo de las cosas que son de Dios.”

Siguiendo las enseñanzas de Cristo significa ir en contra de la cultura moderna, pero “los santos que hoy honramos prueban que eso es posible- que solo podemos ser santos porque Dios nos llama a cada uno de nosotros a ser como Él.”

El Obispo dijo que el proceso para ser Santo es como el de hacer una linterna Jack o’.

“Hacer un Santo significa que Dios nos elige como a una calabaza, nos recoge y lava la tierra de nosotros,” dijo el Obispo. “Saca las impurezas de nosotros. Saca las semillas de odio, del pecado, y de todo lo que no es bueno.”

Algunos cortes, como cuando se esculpe una linterna Jack o’, haciendo a las personas felices y alegres, y entonces Dios pone su luz en el interior; él “pone en nosotros la gracia de Dios y el Espíritu Santo para iluminar el mundo que nos rodea,” dijo el Obispo Solis.

 “Pidámosle a Dios recibir la gracia en esta celebración del Espíritu Santo, para que así podamos recibir la inspiración y el coraje y la determinación para seguir las enseñanzas de Cristo y para ser Santos y ser contados como Santos en el cielo,” dijo el Obispo al concluir su homilía.

 

For questions, comments or to report inaccuracies on the website, please CLICK HERE.
© Copyright 2019 The Diocese of Salt Lake City. All rights reserved.