El Obispo Solis pide a la comunidad considerar las vacunas COVID-19

Friday, Sep. 03, 2021
By The Most Rev. Oscar A. Solis
Bishop of Salt Lake City

Extiendo mis calurosos saludos a todos nuestros estudiantes, maestros, y catequistas conforme comenzamos el ciclo escolar 2021-2022. Estoy seguro de que después de un año lleno de interrupciones y retos oír la pandemia, todos deseamos que esta ya termine. Desafortunadamente, aun no sucede. La presencia de la variante Delta del COVID 19 y el alza en las infecciones ha hecho que todo sea mas complejo para todos. De acuerdo con las autoridades de salud, la variante es de alto contagio además de más mortal, afectando mayormente a las personas no vacunadas y a los niños.

Sin embargo tengo la confianza de que una vez más podremos sobrepasar los obstáculos que se nos presentan ya que con su colaboración y asociación podremos lograr lo mejor para nuestros niños y para el bienestar de la comunidad. El año pasado aprendimos de nuestras experiencias. también contamos con mas recursos y apoyo que ayudaran a lograr la continuidad de su camino educativo y lograr niveles de desarrollo y crecimiento de nuestros niños. confió en la prudencia y sacrificio de los padres de familia, párrocos, directores de escuelas, directores de educación religiosa, maestros y catequistas para la mitigación de los efectos de la infección del virus y para mantener vuestras escuelas y programas de formación de fe abiertos y funcionando tal y como sucedió el año pasado.

Definitivamente será un tiempo más de retos para todos. Así es que por favor manténgase atento a nuestros protocolos diocesanos  de salud y seguridad en todas las escuelas e Iglesias. Como Cristianos, creemos en la santidad de la vida de todas las personas. Practiquemos la caridad, sacrificio y cuidado de todos a través de la simple acción del uso de mascarillas, del distanciamiento social y de las prácticas desinfectantes.

Aún más, las autoridades de salud locales y federales también han avalado que la inoculación de la vacuna previene significativamente la infección. El Papa Francisco también ha dicho claramente,  “creo que éticamente todo mundo debería recibir la vacuna ... Es una decisión ética porque está en juego tu salud, tu vida, pero también están en juego las vidas de los demás”. (9 de enero de 2021). El Papa dijo que ““Vacunarse con vacunas autorizadas por las autoridades competentes es un acto de amor. Y contribuir a garantizar que la mayoría de la población se vacune es un acto de amor”, afirmó el Papa Francisco. “La vacunación es una forma sencilla pero profunda de promover el bien común y cuidar a los demás, especialmente a los más vulnerables”, agregó el Papa.

Es así que pido a nuestros sacerdotes, educadores y padres de familia ejercer su guía espiritual y cariñosamente animar a que las personas que aun no se vacunan lo consideren, lo cual la Iglesia nos enseña que es moralmente aceptable. Me uno con mis hermanos Obispos en esta súplica. El Arzobispo Jose H. de los Ángeles, Presidente de la USCCB recomienda que todos los miembros de la comunidad católica que puedan recibir la vacuna contra el COVID-19 lo hagan. El Arzobispo dijo que “Recibir una de las vacunas contra el COVID-19 debe entenderse coma un acto de caridad hacia los demás miembros de nuestra comunidad. De este modo, vacunarse de forma segura contra el COVID-19 debería considerarse un acto de amor al prójimo y parte de nuestra responsabilidad moral por el bien común.”

Finalmente, nuestra diócesis respeta la conciencia de cada persona bien sea recibir o no la vacuna. Sin embrago, no concederemos exenciones religiosas para las vacunas COVID-19, ya que esto es contradictorio a las directrices del Papa, y es un acto que podría tener severas consecuencias en las vidas de los demás. Nuestra fe en Dios, al amor mutuo y los esfuerzos colectivos son esenciales para proporcionar un ambiente seguro, saludable y Cristiano en nuestras parroquias, misiones, escuelas y en nuestra sociedad.

Gracias y están en mis oraciones por su continuo apoyo y cooperación. Igualmente les pido mantengan en sus oraciones las necesidades de nuestra diócesis y las mías. Que Dios los bendiga.

Traducción: Laura Vallejo

For questions, comments or to report inaccuracies on the website, please CLICK HERE.
© Copyright 2021 The Diocese of Salt Lake City. All rights reserved.