El padre Felix-Rosas es el nuevo administrador de la parroquia de St. Thomas Aquinas

Friday, Feb. 14, 2020
El padre Felix-Rosas es el nuevo administrador de la parroquia de St. Thomas Aquinas + Enlarge
Padre Rogelio Felix-Rosas

LOGAN — El padre Rogelio Felix-Rosas, quien ha sido asignado como administrador de la parroquia de St. Thomas Aquinas y del Centro Newman de St. Jerome, nació en   Navojoa, México.  Tiene un título de filosofía y teología y habla inglés y español. Fue ordenado al sacerdocio el 29 de enero del 2005 por el Arzobispo Ulises Macías Salcedo para la Diócesis de Ciudad Obregón.

Después de su ordenación, sirvió en esa diócesis como vicario parroquial, director diocesano de ministerios laicos, administrador, formación espiritual de seminaristas, director de vocaciones y del ministerio de jóvenes, vice canciller de la oficina del Obispo y en el movimiento juvenil evangelista.

En diciembre del 2016 llegó a la diócesis de Salt Lake City y comenzó su servicio como vicario parroquial en la parroquia de St. Mary of the Assumption en Park City.

En agosto del 2018 fue nombrado vicario parroquial de la Iglesia de San Francisco de Asís en Orem. El 20 de enero del 2020 fue asignado a la parroquia de St. Thomas Aquinas.

¿Qué le gustaría que sus nuevos feligreses supieran de usted?

Vengo con toda la voluntad de reunirme para escuchar, vengo a trabajar junto con el Padre Joshua (Santos, capellán para el Centro Newman) y a celebrar la fe en la Eucaristía todos los días.

Muchas personas o la mayoría de esta parroquia me conocen desde hace 20 años. En julio de 2000 aquí en Logan comenzamos una experiencia de servicio pastoral como seminaristas, el Padre Manuel Ceron, el Padre Omar Ontiveros y tres años más tarde el Padre Oscar Picos, gracias al Padre Clarence Sandoval que nos recibió y enseñó en lo pastoral.

¿Qué es lo que más esperas de tu nueva tarea?

Antes de llegar a esta asignación tuve la oportunidad de estar con pastores de quienes aprendí, Padre Flavio Leal mi primer pastor en Ciudad Obregón en 2004, pero aquí desde que llegué en diciembre de 2016 a Utah, del Padre Stan Herba, P. David Bitmen y P. Gustavo Vidal. De todos ellos aprendí y de mi tiempo de formación en el seminario de Ciudad Obregón para ser pastor, así que espero ser como Jesús el Buen Pastor.

¿Qué es lo que más espera de su nueva asignación?

No quiero que se malinterprete.

No espero nada de mi nueva asignación porque soy yo quien tiene que dar, servir, orar y sobre todo interceder por la parroquia que se me ha confiado. Lo que espero es dar lo mejor de mí y espero que juntos podamos caminar a la luz del Evangelio y sobre todo en la experiencia de la penitencia y la misericordia de Dios Padre en la Cuaresma que se avecina.

Como sacerdote, ¿cuál ha sido su mayor desafío?

Recuerdo recién ordenado sacerdote, era vicario parroquial, cuando mi obispo me pidió que fuera formador del Seminario en Ciudad Obregón, me nombraron Director Espiritual del Curso Introductorio y pensé que sería muy difícil; pero tres años después fui nombrado Pastor en una comunidad en las montañas, en Granados, Sonora y pensé que esto volvería a ser difícil, pero después de tres años, de nuevo el Obispo me pide ser su secretario Canciller y al mismo tiempo Pastor de una comunidad y pensé de nuevo que esto sería difícil. Así que un día vengo a USA, una nueva cultura, a otra lengua y a una nueva Diócesis y pensé que esto sería difícil... pero gracias a Dios y al Espíritu Santo que me ilumina y que me impulsa a dar un paso más todo es posible y nada es imposible con el Rosario en la mano.

Como sacerdote, ¿cuál ha sido su experiencia más satisfactoria?

El día de mi ordenación Sacerdotal fue el día más satisfactorio en todos los sentidos de la palabra, toda la parroquia me había visto crecer como servidor del altar. Y también puedo decir que mi Primera Parroquia San Isidro Labrador en Granados Sonora, una parroquia que llevo en mi corazón y que renovó mi ministerio sacerdotal, Huasabas, Villa Hidalgo y San Juan Las misones que la componen. Y ahora puedo decir que el día que me asignaron a Santo Thomas de Aquino, Logan Utah se ha convertido en una gran satisfacción de poder regresarle a esta comunidad que hace 20 años me enseñó a ser pastor.

For questions, comments or to report inaccuracies on the website, please CLICK HERE.
© Copyright 2020 The Diocese of Salt Lake City. All rights reserved.