El primer aņo de clases confirma el llamado al diaconado permanente

Friday, Jul. 29, 2022
El primer aņo de clases confirma el llamado al diaconado permanente
+ Enlarge
Diez hombres junto con sus esposas, terminaron su primer aņo de formación para el programa de diaconado en la Diócesis de Salt Lake City.
By Linda Petersen
Intermountain Catholic

SALT LAKE CITY — Diez hombres junto con sus esposas, terminaron su primer año de formación para el programa de diaconado en la Diócesis de Salt Lake City. Los aspirates son de las Iglesias de: St. George, St. Mary, St Rose of Lima, St. Olaf, St. Thomas More y de Sacred Heart. La mayoría de los miembros de la clase tienen 50 años de edad; Danny Schoenfeld, un aspirante de la parroquia de St. Thomas More Tiene más de 40 años.  
El miembro más joven de la clase es  Gerardo Villa, un técnico eléctrico de 34 años de edad. Él y su esposa Juliana tienen dos hijas, ambas de menos de 12 años de edad. Los Villa son feligreses de la parroquia de Sacred Heart en donde Gerardo es director de uno de los coros. 
“Entre más esperamos, es más tiempo perdido para servir,” dijo Gerardo sobre su decisión de buscar el diaconado. “En nuestras vidas hemos recibido tanto de Dios que resulta imposible no querer regresar algo.” 
El sintió la necesidad de darse tiempo para prepararse para un ministerio más grande en la Iglesia. En la cultura Hispana, muchas personas asisten a Misa y participan en los servicios religiosos debido a su gran sentido de tradición, y como diácono a él le gustaría ayudar a profundizar su entendimiento y compromiso a la fe,” dijo. 
“Simplemente veo una gran necesidad para este tipo de ministerio. Esta formación me ha dado una base más grande para lo que desea hacer y lo que quiero hacer.” 
Juliana Villa ha asistido a la mayoría de las sesiones unto a su esposo. “Siento en mi corazón que es nuestro llamado.” 
Anteriormente, los contratos musicales de Gerardo lo han llevado a estar fuera por largas horas, así que, estoy muy contenta de que este tiempo está siendo mejor invertido, ya que es para Dios,” dijo ella sobre el programa del diaconado. “Si Gerardo no se hubiese mudado al diaconado, siento que había un hueco que no se estaba llenando. Este es sólo el siguiente paso.” 
Además, el ejemplo de su esposo de ayuda y servicio a la Iglesia es uno muy importante para sus hijos. 
En los Estados Unidos más de la mitad de los diáconos tienen más de 50 años de edad. Sin embargo, la idea de que el diaconado es solo para hombres mayores,” es incorrecta, dijo el diácono Scott Dodge, director del programa de formación para diáconos de la Diócesis Católica de Salt Lake City. 
El diácono Dodge comenzó el programa de formación para diáconos cuando tenía 34 años de edad, “Puede que sea un poco más dificíl para los hombres jóvenes que  están casados y aún tienen a sus hijos en sus hogares con ellos, pero no es imposible. Mientas que ciertamente requiere de más discernimiento por parte de los candidatos jóvenes, el diaconado no es algo exclusivamente para hombres maduros cercanos a su retiro o retirados.” 
El diácono Dodge dijo que un factor significativo para determinar si el candidato al diaconado será ordenado, es el apoyo de su esposa, “ya que claramente el ser ordenado y al asumir ese tipo de responsabilidad pone una carga considerable en la esposa.” 
Mientras que la mayoría de los miembros de la nueva clase para diáconos de la diócesis son de parroquias del frente Wasatch, el Dr. Patrick Bondad y su esposa Eugenia, viajan de St. George para las sesiones realizadas en Salt Lake City. Bondad es dentista y su esposa gerente de oficina. Tienen tres hijos adultos y 2 nietos. 
El diaconado siempre ha sido parte de lo que Bondad describe como “una sospechosa llamada”. Durante varios años él ha sentido esa llamada, “pero esta vez la clase fue la adecuada,” dijo. 
Eugenia Bondad hizo eco a las palabras de su esposo, “realmente es el tiempo correcto. El sentimiento es perfecto, se siente como lo mejor que debemos hacer en esta etapa de nuestras vidas.” 
“Aunque nuestra práctica y nuestra vida es muy ocupada, cuando salimos a la carretera el viernes por la tarde para llegar a la clase de los sábados, realmente vemos ese día con anticipación y mucha alegría,” dijo Eugenia. “Nos hemos convertido en un grupo muy cercano, y espero ansiosa ver a donde nos llevará este camino.” 
A lo largo del año pasado los aspirantes se reunieron una vez al mes en Salt Lake City para la formación, entrenamiento e instrucción: las sesiones iban de medio día hasta un día completo. El próximo años la clase se reunirá una vez al mes para un día completo de formación. Generalmente la clase sigue el horario del año académico. 
Después de dos años los aspirantes serán considerados para su candidatura por el comité de admisiones y escrutinio, el cual realizará la recomendación al Obispo Oscar A. Solis. Después de tres años y medio antes de la candidatura, ellos se reunirán dos veces al mes para su formación, estos hombres serán ordenados como lectores y como acólitos. Se espera que esta clase de diáconos se ordene en junio del 2027. 
La última clase de diáconos ordenados de la diócesis fue cuando 5 hombres fueron ordenados en enero del 2020. Actualmente existen 54 diáconos en ministerio activo o semiactivo en las parroquias de la diócesis. Al término de este año 25 de ellos tendrán 70 años o más años de edad, edad para el retiro del diaconado establecida por las directivas pastorales de la USCCB. Para el 2027 la diócesis solo contará con 23 diáconos activos menores de 70 años. 
“Es realmente importante para la diocesis en terminos de ministerio, necesitamos tener mas nuevos  diáconos en formación,” dijo el diácono Dodge. 
El diácono Dodge dijo que mientras que la diócesis ha contado con diáconos por más de 45 años, no existe un horario formal para el proceso de formación diaconal. Sin embargo, debido a  la gran necesidad de mas diáconos para servir, una sesión más comenzará en los próximos dos años, así como el proceso contínuo en donde siempre habrá dos clases de diáconos en formación. La próxima clase será ofrecida en inglés y en español. 
Los aspirantes al diaconado son:  Dr. Patrick Bondad, St. George Parish; Michael Corcoran, St. Thomas More Parish; Kevin Cummings, St. Rose of Lima Parish; Michael Edwards, St. Mary Parish; Evan Fisher, St. Olaf Parish; Alex Guzman, St. Mary Parish; John Jurkowski, St Mary Parish; Danny Schoenfeld, St. Thomas More Parish; Gary Sheffield, St. Mary Parish; Gerardo Villa, Sacred Heart Parish.

For questions, comments or to report inaccuracies on the website, please CLICK HERE.
© Copyright 2022 The Diocese of Salt Lake City. All rights reserved.