La información es una buena preparación para la temporada de Elecciones

Friday, Sep. 11, 2020
By Jean Hill
Director, Diocese of Salt Lake City Peace and Justice Commission

La temporada de elecciones puede ser difícil para las personas de fe. Aunque profesamos una sólida creencia en la dignidad de la persona, las elecciones la gran parte del tiempo buscan orillarnos a una visión muy estrecha sobre los hombres y mujeres como buenos o malos, conservadores o liberales, ellos o nosotros.

Los grupos de defensores Católicos puede que, desafortunadamente, contribuyan con esta mentalidad de todo o nada ignorando la profundidad y consistencia de la doctrina social de la Iglesia,  insistiendo que los Católicos deben de votar basándose solo uno o dos temas. El hacerlo no solo niega nuestro llamado bautismal a la construcción del Reino de Dios en la tierra, sino que hace que nuestro sistema político sea poco efectivo.

Nuestros gobiernos federales, estatales y locales, se basan en la información de los votantes que desean responsabilizar a sus oficialices electos a través de procesos políticos tales como la votación. Los Católicos viven llamados individuales ante ciertos temas y necesitamos Católicos apasionados con temas que involucran la vida pública. Pero como una representación democrática, también necesitamos que los políticos actúen en muchos temas. Si ponemos atención en eso sea cual sea el extremo que nos dice que solo un tema importa, podríamos terminar con líderes quienes sin restricciones en sus acciones ya que los votantes simplemente no ponen atención a todo tan solo a uno o dos temas. Mientas tanto, la legislatura en la nación, en el estado o en el gobierno local requiere a políticos con conocimiento sobre pólizas de impuestos, educación, medio ambiente y de presupuesto, solo por nombrar algunas de las muchas áreas en que los valores Católicos y experiencia deberían formar parte de la discusión.

Eso no significa que los Católicos necesitan enfocarse en todo, pero debemos considerar el cómo los líderes que elegimos impactarán nuestra visión amplia para la construcción de una comunidad mas justa y pacífica. La protección de la vida de los no natos es una parte vital de un mundo mas justo, pero de un movimiento secular que ha defendido que significa ser pro-vida excluyendo las enseñanzas Católicas que profundamente enriquecen el significado de la dignidad y santidad de la vida. Para los Católicos el ser pro vida no es solo decir no la aborto, es acerca de la protección de los derechos de las mujeres a salarios justos y acceso a los cuidados de salud para que así puedan dar vida y criar a niños saludables. También significa defender el derecho la vida de los encarcelados o quienes han sido condenados a la pena de muerte; o mas aun personas removidas de las experiencias diarias, tales como las personas que buscan asilo en nuestro país. La santidad de la vida durante toda la vida de una persona es tan importante para nuestra definición de pro vida como lo es durante los primeros nueve meses.

La elección del 2020 sera una difícil para los Católicos. Mientras existen varios defensores de ambos partidos mayores, cada uno representa decisiones morales significativas para los votantes guiados por valores religiosos. Las ‘guias’ encuestas o sitios en linea pueden sugerir ayudar a los Católicos votantes a ejercer su voto consistentemente con nuestros de fe, pero muchos ignoran un componente clave en el esfuerzo para la simplificación de decisiones complejas acerca de las pólizas que cada candidato apoya o se opone.

Existe un recurso para los Católicos votantes que reconoce la totalidad de las enseñanzas Católicas y de la doctrina social incluyendo nuestro papel en mantener a los oficiales electos responsables: Forming Conscience for Faithful Citizenship de la Conferencia de Obispos Católicos de los Estados Unidos. A diferencia de otras guías, esta no baja el nivel del proceso de voto a una lista pequeña de ‘no negociables’. En su lugar, brinda un proceso de pro vida que los Católicos votantes pueden usar para tomar sus propias decisiones sobre los candidatos.  Faithful Citizenship reconoce que no todos los temas son de igual importancia, sino que también reflexiona sobre que el voto individual abdica nuestra responsabilidad moral como ciudadanos Católicos de “escuchar, recibir y actuar sobre las enseñanzas de la Iglesia” y compro-meternos con nuestra comunidad política con una “bien formada conciencia y enfoque sobre la dignidad de cada ser humano, en búsqueda del bien común, y de la protección del desralido y del vulnerable”.

Jean Hill es la directora de la Oficina de Vida, Justicia y Paz de la Diocesis de Salt Lake City. Puede ser contactada en jeanhill@dioslc.org.

For questions, comments or to report inaccuracies on the website, please CLICK HERE.
© Copyright 2020 The Diocese of Salt Lake City. All rights reserved.