La Limosna y La Cuaresma

Friday, Feb. 19, 2021
La Limosna y La Cuaresma + Enlarge

El día siguiente sacó dos monedas y se las dio al posadero diciéndole: «Cuídalo, y si gastas más, yo te lo pagaré a mi vuelta.»” — Lucas 10,35
CRS — Nuestras limosnas tienen el poder de transformar el mundo. Durante la Cuaresma, Plato de Arroz de CRS  invita a reflexionar sobre algunas de las vidas que han sido cambiadas gracias a las limosnas y donaciones cuaresmales.
¿Qué son las limosnas?
Las limosnas son dinero o bienes que se dan a los pobres, u otros actos de caridad que se realizan para ellos. 
El Catecismo de la Iglesia Católica, nos dice que la limosna es “un testimonio de caridad fraterna” y “una práctica de justicia que agrada a Dios” (n. 2462).
¿Qué significa dar limosna?
La limosna, junto con la oración y el ayuno, forma parte fundamental de la Cuaresma. Dar limosna es compartir con el “Cristo sufriente” presente en nuestros hermanos más necesitados. La limosna fluye de la oración y del ayuno. Cuando nos abrimos a los demás y reflexionamos sobre las necesidades del mundo, entonces descubrimos cómo Dios nos llama a satisfacer esas necesidades al compartir lo que tenemos. En la oración, descubrimos que es importante velar por las necesidades de los demás. Mediante el ayuno vemos cómo el Espíritu Santo trabaja en nosotros y nos ayuda a reconocer a Cristo en las necesidades del mundo, llevándonos al compromiso personal de actuar dando limosna.
Todos queremos ser “buenos samaritanos”. Al ver a nuestro hermano o hermana sufriendo, queremos solidarizarnos con su dolor. Queremos ayudarles. La limosna es dar de corazón. Es dar de lo que tenemos; es compartir nuestro pan.
Y eso fue lo que hizo el buen samaritano de la parábola. Cuando se va, le da al posadero unas pocas monedas y le dice: “Cuídalo. Si gastas más, yo te lo pagaré a mi vuelta”. El samaritano da libremente y de todo corazón, sin reservas ni condiciones.
¿Qué es la Cuaresma?
La Cuaresma es un tiempo de preparación y conversión para participar en el momento culmen de nuestra liturgia. Los pilares para esta preparación son la oración, el ayuno y la limosna. La Cuaresma dura 40 días en alusión a los 40 años que pasó el pueblo de Israel en el desierto con Moisés y los 40 días que pasó Jesús en el desierto antes de iniciar su vida pública.
¿Cuándo comienza y cuándo termina la Cuaresma?
La Cuaresma comienza el Miércoles de Ceniza una fecha que cambia cada año, y va hasta la Semana Santa, conocida también como la “Semana Mayor”. Al tiempo de Cuaresma y a la Semana Santa le sigue el triduo pascual (Jueves Santo, Viernes Santo y Sábado de Gloria) tiempo en el que conmemoramos la pasión, muerte y resurrección de Nuestro Señor llegando hasta el Domingo de Pascua.
¿Por qué ayunar, orar y dar limosna durante la Cuaresma?
El ayuno y la abstinencia durante la Cuaresma
El Catecismo invita a los católicos a abstenerse de comer carne los viernes de Cuaresma y a ayunar el Miércoles de Ceniza y el Viernes Santo. La abstinencia debe ser observada por personas que hayan cumplido los 14 años mientras que el ayuno es para las personas entre los 18 y 59 años.
¿Cómo practicar el ayuno y la abstinencia durante la Cuaresma?
Una excelente actividad familiar durante la Cuaresma es llevar a cabo la abstinencia preparando recetas de comidas sin carne como las que recolectamos de países de todo el mundo. ¡Las recetas de Cuaresma son una experiencia de solidaridad global sin tener que salir de la cocina! Además de no comer carne los viernes, los católicos también estamos invitados a ofrecer sacrificios diarios. Al renunciar a pequeñas cosas como el café o los dulces, hacemos espacio para que Dios actúe en nuestras vidas de nuevas maneras y podemos dar a los más necesitados el dinero que ahorramos.
Así como un atleta se prepara para un evento importante, los católicos nos preparamos para los eventos claves de la Semana Santa a través de los pilares de la oración, el ayuno y la limosna. Estos, nos guían en la reflexión diaria sobre nuestra propia vida mientras nos esforzamos por profundizar nuestra relación con Dios y con el prójimo, sin importar en qué parte del mundo viva el prójimo. La Cuaresma es un tiempo de crecimiento personal y espiritual, un tiempo para mirar hacia afuera y hacia adentro. La Cuaresma es una jornada de misericordia.
¿Cómo llegan a Catholic Relief Services las limosnas y donaciones de Plato de Arroz de CRS?
Consulta con tu parroquia o escuela cómo recolectarán las donaciones y entrega tu Plato de Arroz de CRS en la fecha indicada. También puedes enviar tu donación en línea, o enviar un cheque a:
Catholic Relief Services
Plato de Arroz de CRS
P.O. Box 17090
Baltimore, Maryland 21297-0303
El 25 por ciento de las donaciones enviadas directamente a CRS será devuelto a la diócesis donde se originaron.
¿Qué es Catholic Relief Services?
Catholic Relief Services es la agencia oficial de la comunidad católica en los Estados Unidos para ayuda humanitaria internacional.
CRS alivia el sufrimiento y ofrece asistencia a personas necesitadas en más de 100 países, sin importar raza, religión o nacionalidad.
CRS es eficiente y efectiva. En el 2015, el 93 por ciento de nuestros gastos fueron destinados a programas de CRS que benefician a los pobres en el extranjero. Nuestros programas de CRS llegan a 100 millones de personas. 

For questions, comments or to report inaccuracies on the website, please CLICK HERE.
© Copyright 2021 The Diocese of Salt Lake City. All rights reserved.