Mensaje de Adviento del Obispo Solis

Friday, Nov. 29, 2019
Mensaje de Adviento del Obispo Solis Photo 1 of 2
By The Most Rev. Oscar A. Solis
Bishop of Salt Lake City

¡Saludos de la paz y el amor de Cristo!

Comenzamos el tiempo de Adviento el cual nos indica el comienzo de un Nuevo Calendario de la Iglesia. Este es un tiempo especial, que nos llama a reflexionar en nuestra relación con Cristo y a preparar un lugar en nuestras vidas para nuestro Salvador. Nos enfocamos no solo en la celebración de la venida de Cristo, en Su Cumpleaños en la Navidad, sino que también en Su permanente presencia en cada día de nuestras vidas y en su venida al final de los tiempos.

Lo hacemos pacientemente con una expectativa alegre preparándonos, permaneciendo despiertos y haciendo el camino en nuestras vidas para Cristo a través de un espíritu de arrepentimiento y una conversión de nuestros corazones.

El tiempo para el comienzo del Adviento es perfecto. Tan solo hace unos días, celebramos el Día de Acción de Gracias, recordando las abundantes bendiciones que Dios le ha dado a nuestras familias, a la Iglesia, al mundo y a nosotros. La manifestación de la permanente presencia, amor y generosidad de Dios reflexionando de muchas maneras – las bendiciones de nuestros sacerdotes, diáconos, religiosos, empleados pastorales y muchos otros ministerios. Nuestros sacerdotes no son perfectos, pero ellos tratan y continúan fieles al amor de Dios y al servicio de  Su pueblo a pesar de los muchos retos de hoy en día, y del difícil ministerio llevado día a día en nuestras parroquias y misiones.

Sentí que el crecimiento en la unidad y solidaridad entre nuestro clero en la reunión de junio en el retiro anual y en el mes de octubre durante la convocación para orar juntos y para seguir con nuestra educación continua para ser más efectivos en nuestro ministerio parroquial.

Nuestros esfuerzos continuos y oraciones para nutrir las vocaciones al sacerdocio y las vocaciones religiosas están siendo respondidos.

Este año escolar este nos ha bendecido con cuatro nuevos seminaristas, haciendo un total de 10 seminaristas de camino al sacerdocio para nuestra diócesis. También la ‘Bishop’s Dinner’ recibió el generoso apoyo de muchos donadores, haciendo posible el mantenimiento de la Catedral de la Magdalena. Los donadores, voluntarios y personal de nuestro ‘Catholic Community Services’ así como del ministerio del Buen Samaritano y de otros programas de alcance de nuestra Iglesia, continúan marcando la diferencia en las muchas vidas de nuestros hermanos y hermanas.

El ‘Diocesan Development Drive’ y la ‘Catholic Foundation of Utah’, también aportan su parte, utilizando los dones de muchos para así poder continuar dando el apoyo necesario a nuestras parroquias misiones y otros ministerios.

También quiero agradecer a Dios por nuestros líderes laicos en las parroquias, quienes arduamente trabajan para implementar nuestro Plan Pastoral Diocesano para así apoyarnos a trazar la visión y misión de nuestra Diócesis en años venideros. Los esfuerzos de los miembros de nuestro Consejo Pastoral Diocesano y la colaboración de los párrocos, nos dan esperanza en la formación de comunidades vibrantes de fe en todas las parroquias.

Conforme comenzamos el Adviento,dejemos que esas muchas bendiciones de Dios, inspiren a que nuestros corazones respondan a Su invitación, preparando así el camino del Señor y dándole la bienvenida en nuestras vidas a nuestro Salvador.

Las cuatro semanas de Adviento son una temporada de oración, de alegría y de contemplación de la abundante presencia de Dios en nuestras vidas diarias, conforme pacientemente aguardamos Su venida final al final de los tiempos. En medio de la oleada de preparaciones para la Navidad, fiestas y compras, aprovechen las muchas celebraciones litúrgicas que vienen, incluyendo el Retiro Diocesano de Adviento y la celebración de la Inmaculada Concepción así como la de Nuestra Señora de Guadalupe, las Posadas y el Simbang Gabi.  

El mensaje de Adviento es claro” oren, permanezcan vigilantes, manténganse en contacto y preparemos el camino del Señor. ¡Bendiciones de paz y alegría para todo en este tiempo de Adviento!  

Traducido por: Laura Vallejo

For questions, comments or to report inaccuracies on the website, please CLICK HERE.
© Copyright 2019 The Diocese of Salt Lake City. All rights reserved.