Nuevo capellán Católico asignado en la base aérea Hill Force

Friday, Nov. 25, 2022
Nuevo capellán Católico asignado en la base aérea Hill Force + Enlarge
Padre Aaron Ferris
By Laura Vallejo
Intermountain Catholic

LAYTON – El padre Aaron Ferris ha sido asignado como el nuevo Capellán Católico de la Base Aérea Hill Force. Nativo de Michigan el padre Ferris visitó Utah hace algunos años, pero reconoce que “mi primera visita a Utah no cuenta. Tenía dos años de edad cuando mi familia pasó por Utah, al ir por la ruta escénica de Michigan a Seattle. No recuerdo esa visita, pero ahora puedo decir que mi tiempo en Utah ha sido maravilloso.”

Ordenado al sacerdocio  el 6 de junio del 2009, para la diócesis de Grand Rapids en Michigan, el padre Ferris sintió su llamado desde una muy temprana edad.

“Desde que cursaba 7 mo grado supe que quería ser sacerdote, pero no lo hice hasta que entre a la universidad,” dijo el padre.

Después de un año en la universidad de Michigan, fue transferido a la Universidad de Seton Hall en Nueva Jersey ingresando al seminario St. Andrew. De allí pasó al seminario Mundelin en el norte de Chicago.

Después de su ordenación, por 13 años sirvió en varias parroquias en varias asignaciones como administrador, párroco asociado, y párroco de varias parroquias a lo largo y ancho de Michigan.

Como en cualquier vida, el sacerdocio tiene sus altas y sus bajas, pero “mi tiempo como sacerdote ha sido muy querido. Estoy realizando lo que Dios quiere que haga, y con eso llega el verdadero sentido de la vida,” dijo el padre.

En los años desde su ordenación el padre Ferris ha conocido a muchos hombres y mujeres que sirven en las fuerzas armadas.

“Algunos han sido reclutados; otros son voluntarios. Algunos realizaron tours y viajaron; algunos más han estado enlistados por 20 o más años,” dijo el padre Ferris.

Esos encuentros lo hicieron apreciar y valorar más las necesidades de los miembros de las fuerzas armadas.

“Es una vida como ninguna otra, y existe una gran necesidad de sacerdotes para quienes sirven y para sus familias,” dijo el padre agregando que esto es especialmente verdad cuando esas personas son desplegados y el capellán puede que sea el único sacerdote Católico en cientos de millas.

Al paso del tiempo, conforme el padre escuchó historias sobre esos hombres y mujeres que han servido en las fuerzas militares, vio la necesidad, y decidió que podría hacer algo por ellos.

“El Señor puso en mi corazón el servicio de Él y de Su pueblo en las fuerzas militares,” dijo el padre.

“Desarrollar ese tipo de servicio es vital tanto para acatar el llamado de Dios y como ara encontrar la paz y satisfacción que todos anhelamos... Nuestras vidas encuentran gran entendimiento en el servicio a los demás; servir a Dios y a Su Iglesia , servir a las familias servir a la nación y a todos nuestros hermanos y hermanas  alre-dedor del mundo,” dijo el padre Ferris agregando que sea la que sea en la que el sacerdote sirve, “Es ahí en donde encuentra la satisfacción que todos desean en esta vida.”

En el mes de julio de este año el padre Ferris fue comisionado como capellán en las fuerzas aéreas de los Estados Unidos. En el mes de octubre llegó a Utah.

“Estoy en Utah ya que considero que es en donde el Señor también quiere que yo esté. El Señor  a través de las Fuerzas Aéreas de los Estados Unidos, me envió a la Base Aérea Hill Force,” dijo el padre.

Aunque por el momento su servicio se basará en el ministerio a los hombres y mujeres en uniforme. El padre Ferris dijo que espera poder servir de otras formas mientras este en la base aérea Hill Force.

 “He recibido una muy calurosa bienvenida por parte de los sacerdotes de la Diócesis de Salt Lake y espero poder servir junto con ellos de la manera en que se pueda,” dijo le padre. “De hecho, todas las personas que he conocido han sido muy bondadosas. Tengo mucha ilusión por mi tiempo aquí sea el que sea el que  la Base Aérea me mantenga aquí, y espero conocer a muchas personas en este camino.”

For questions, comments or to report inaccuracies on the website, please CLICK HERE.
© Copyright 2022 The Diocese of Salt Lake City. All rights reserved.