Poniendo en acción el Mensaje del Laudato Si'

Friday, Jul. 06, 2018
By Jean Hill
Director, Diocese of Salt Lake City Peace and Justice Commission

Imagine que cada vez que dice NO a comprar algo, una cantidad equivalente de dineo fuese depositada en su cuenta de banco. ¿Cambiaría esto sus hábitos de compra? ¿Qué pasaría si su decisión de comprar un producto éticamente producido resultara en una nota de agradecimiento explicando cómo su decisión significaba que la familia de productor iba a poder cumplir con necesidades básicas como la comida por un mes? Será suficiente para convencerlo de realizar compras éticas más a menudo? O si cada trago de una botella reusable de agua fuera una penitencia por un pecado cometido esa misma semana, ¿sería esto suficiente para terminar con su adicción las botellas de plástico de agua?

Hace tres años el Papa Francisco reto al mundo a renovar su compromiso con la vida humana reconociendo que toda la creación está impactada por las decisiones individuales de los consumidores, realizando cambios significativos en los estilos de vida para reflejar la realidad de nuestras interconexiones. La encíclica papal Laudato Si publicada el 18 de junio del 2015, anima a los Católicos  a las personas a “ver la naturaleza como un magnífico libro en el cual Dios nos habla y nos brinda un pedazo de su infinita belleza y bondad... El mundo es un misterio alegre para ser contemplado con alegría y alabanza.” También nos exhorta a hacer más que solo ver la naturaleza, retándonos a “volver a ganar la convicción de que nos necesitamos los unos a los otros, que tenemos la responsabilidad compartida por los otros y por el mundo, y de que el ser bueno y decente valen la pena” aún cuando esto signifique dejar ese nuevo sweater barato o ese vehículo de última moda.

Laudato Si inspira a los Católicos de todo el mundo a proteger y preservar el donde la creación de Dios, no solo por el bien propio, sino para la mejora de las condiciones de los más vulnerables quienes usualmente se ven impactados por los efectos del cambio climático. Tres años después, hay pequeños cambios en nuestras prácticas de la Iglesia local o más reciclaje, menos unicel, más proyectos de energía solar, pero aún mucho por hacer.

El Obispo Oscar A. Solis nos guía por el camino para nuestra Iglesia local al firmar la Declaración Climática Católica de los Estados Unidos en apoyo de los protocolos del Acuerdo Climático de Paris. La Declaración reitera la visión de la Conferencia de Obispos Católicos de los Estados Unidos de que “en sus raíces, el cambio climático  no solos acerca de una teórica económica o de plataformas políticas, ni de ventajas partidistas o de presiones de grupos de interés. Se trata del futuro de la creación de Dios y de la familia humana, Es acerca de la protección tanto “del ambiente humano’ como del ambiente de la naturaleza. Es acerca de la corresponsabilidad humana de la creación de Dios y de nuestra responsabilidad para las generaciones futuras.”

Para cumplir con nuestras responsabilidades Católicas de proteger la vida humana y el ambiente natural, nuestra Iglesia local, oficinas diocesanas, parroquias y personas necesitan ponerse las pilas.  Los excelentes recursos para hacerlo son abundantes, pero los programas, planes, consejos, esto no significan nada sin el compromiso de las personas para prepararse a través de los materiales y de la implementación de estrategias a largo plazo. En la Diócesis de Salt Lake City, estamos comenzando a formar equipos que se enfoquen en la sustentabilidad. Las parroquias pueden hacer lo mismo, usando los materiales para Los Equipos de Cuidados de la Creación del Convenio Climático Católico (www.catholicclimatecovenant.org/cct).  

Los Equipos de Cuidados de la Creación ayudan a guiar a las comunidades [parroquiales más allá de las teorías políticas y económicas hacia un compromiso más profundo con nuestra fe Católica. Los Equipos se reúnen mensualmente en un ambiente de oración y de fe para discutir las enseñanzas Católicas, para implementar los cambios y para defender pólizas de clima informadas bajo la fe. Los equipos a lo largo de la nación han ofrecido eventos de comunidad parroquial, tales como el animar a toda la parroquia a dejar las botellas y bolsas de platico durante la Cuaresma, el ofrecer ferias de ahorro de energía, el dar consejos verdes semanales en los boletines parroquiales, ofrecer eventos de reciclaje de baterías y  electrónicos, y el cambiar las prácticas de las parroquias para cuidar mejor nuestro hogar. Lo hacen bajo una perspectiva de fe, animando a que la parroquia actúa a través de la fe, en lugar de dividir a la parroquia entre las líneas de la política.

El Equipo de Cuidados de la Creación ayuda a que   logres: la conversión ecológica” visión del Papa Francisco “en donde los efectos de nuestro encuentro con Jesucristo sean evidentes en nuestras relaciones con el mundo que nos rodea.”

El Papa Francisco, la Conferencia de Obispos Católicos de los Estados Unidos, el Obispo Solis y nuestra fe nos retan a cuidar los dones que Dios nos ha dado. ¿Está dispuesto a formar un Equipo de Cuidado de la Creación?. Si, lo está acuda a: www.catholicclimatecovenant.org/cct para aprender mas.

Jean Hill es la directora de la Comisión de Paz y Justicia de la Diócesis de Salt Lake City.

Traducido por:Laura Vallejo

For questions, comments or to report inaccuracies on the website, please CLICK HERE.
© Copyright 2018 The Diocese of Salt Lake City. All rights reserved.