Que la paz y el amor de Dios esté con todos ustedes

Friday, Feb. 02, 2018
By The Most Rev. Oscar A. Solis
Bishop of Salt Lake City
Esta semana nuestra Iglesia local comenzó un muy importante esfuerzo, el Diocesan Development Drive (DDD) anual.
El  DDD provee de la asistencia necesaria para sustentar y expandir los ministerios de la Iglesia en nuestras parroquias, misiones y escuelas, especialmente en esas comunidades en donde no se cuenta con recursos financieros. Nuestro esfuerzo ayuda a financiar la formación de fe en los niños en nuestros programas de Educación Religiosa, en el ministerio de jóvenes y jóvenes adultos, en el desarrollo pastoral de líderes laicos, en la educación de futuros sacerdotes (seminaristas), diáconos y líderes laicos así como en los extensivos trabajos de Catholic Community Services ayudando a los pobres, enfermos, indigentes, inmigrantes y refugiados.
Esto nos ayuda a entender que la vida de varios mi-nisterios de la Iglesia y programas de nuestra diócesis dependen de su espíritu de donación y de compartir. Todos sabemos que hay mucho potencial cuando juntos compartimos nuestros recursos.
Nuestra Iglesia gana fuerza para seguir con su misión siendo así más capaz de responder a las necesidades pastorales y espirituales de todos los fieles. Sus generosas contribuciones son críticas para poder llevar la misión de Cristo en Utah y en poder hacer la diferencia en las vidas de las personas que servimos. El DDD ofrece a nuestras comunidades parroquiales la oportunidad de unirse, de ser un solo corazón y de apoyarse mutuamente.
El DDD es nuestra gran prueba, retándonos a la unidad y solidaridad como una sola Comunidad parroquial. Como su nuevo Obispo y siervo líder, invito personalmente a que todos nuestros sacerdotes, diáconos y feligreses a lo largo y ancho de nuestra diócesis a realizar el compromiso y a apoyar nuestra campaña de corresponsabilidad.
Recordemos que somos una familia de fe, hermanos y hermanas. Todos compartimos una sola misión como seguidores de Cristo- el servicio para todos, el brindar esperanza a todas las personas. Hemos sido elegidos y enviados por Dios a través de nuestro llamado bautismal a ser discípulos de Cristo, en un solo corazón para la misión de la evangelización.
Hay mucho que esperar para logar la Iglesia que queremos tener. Me entusiasma el compartir con ustedes las bendiciones que he recibido durante mi primer año como su Obispo, visitando las parroquias, escuelas y varias de nuestras misiones a lo largo y ancho de nuestra diócesis. Resulta inspirador el ver la dedicación de nuestros sacerdotes, diáconos religiosos y la colaboración de nuestros líderes parroquiales y de los laicos llevando consigo la misión de la iglesia. Muchos de los ministerios de nuestras parroquias y misiones están prosperando a pesar de los muchos retos. La felicidad espiritual y la alegría de los fieles de Dios es palpable donde quiera que voy.
¡La fe Católica en Utah y nuestra diócesis están vivas! Continuemos en este viaje espiritual como una comunidad e fe, y juntos ayudémonos a alcanzar la meta del  Diocesan Development Drive 2018.  
Su éxito, depende grandemente de su generoso apoyo siendo beneficial para nuestra diócesis. Nos permitirá permanecer fieles a la misión de evangelización, compartiendo la Buena Nueva de Dios de amor a nuestros semejantes y haciendo que nuestra Iglesia sea la presencia viva de Cristo en el mundo.
Quedo en espera de su cercana colaboración en nuestra misión como una sola familia Eclesial y como misioneros discípulos de Cristo.
Gracias por su colaboración y apoyo.
¡A través de la intersección de Nuestra Santa Madre, la Santa Virgen de Guadalupe, que Dios los bendiga!

+ El Reverendísimo Oscar A. Solis
Obispo de Salt Lake City

Traducido por: Laura Vallejo
For questions, comments or to report inaccuracies on the website, please CLICK HERE.
© Copyright 2018 The Diocese of Salt Lake City. All rights reserved.