Retiro une a los jóvenes del decanato del sureste velebrando el Día de los Muertos y el Día de todos los Santos

Friday, Nov. 10, 2017
Retiro une a los jóvenes del decanato del sureste velebrando el Día de los Muertos y el Día de todos los Santos + Enlarge
El retiro incluyo actividades para romper el hielo, presentaciones y discusiones en pequeños grupos. IC foto/Marie Mischel
By Marie Mischel
Intermountain Catholic
PRICE — Cada persona pertenece a una comunidad, tiene familia, amigos, a su parroquia e inclusive a desconocidos con quien interactuar. Los Católicos están llamados a amarse los unos a los otros y a entender su valor, así como que han sido creados a imágen y semejanza de Dios.
Esta teología fue presentada a los jóvenes de las pa-rroquias de Notre Dame de Lourdes, de la misión de San Rafael y de la misión de  St. Anthony of Padua durante un retiro el 4 de noviembre el cual fue organizado por el Ministerio de jóvenes y jóvenes adultos de la diócesis de Salt Lake City.
El retiro incluyó actividades para romper el hielo, presentaciones y discusiones en pequeños grupos. Como actividad final, los jóvenes construyeron Ofrendas para el Día de los Muertos honrando a los difuntos. Antes de construir los altares, los jóvenes recibieron información acerca de los varios Santos, así como una fotografía de alguien que hubiese fallecido en una u otra de los recientes desastres naturales o en las recientes matanzas. Se les pidió a los jóvenes que oraran por esas personas, y se les pidió a los Santos que intercedieran por ellas.
Poco después de que el retiro comenzase, el Reverendísimo, Oscar A. Solis, Obispo de Salt Lake City envió un mensaje a los participantes del retiro vía Twitter: “Uno solo en espíritu y oración mientras ayudamos a la construcción de las vibrantes comunidades de fe. ¡Bendiciones en su retiro!.”
El retiro paso de las actividades para conocerse y romper el hielo a presentaciones realizadas por adultos, en donde los jóvenes escogían cartas con palabras que describían características descriptivitas en ellos como “trabajador” o “inteligente”. Entonces dibujaban imágenes de ellos mismos sin usar formas humanas. Entre las imágenes hubo un atardecer en las montañas y una estrella dorada.
Jaime Zuazo líder de los jóvenes de la parroquia de San Pedro y San Pablo en West Valley City, dijo que esas imágenes son importantes ya que “a veces nos cuesta trabajo pensar en nosotros mismos de manera positiva.”
Zuazo les recordó a los jóvenes que cada uno está hecho a imagen y semejanza de Dios. “Ustedes no son un error, no son una coincidencia,” les repitió varias veces.
Ya que Dios les dio el don de la vida, las personas se deben de cuidar así mismas y a los demás, dijo Zuazo agregando que la práctica del amor es una de las maneras de llegar a Dios. “Cuando servimos, estamos felices ya que vemos a otras personas felices; y eso es lo que Dios quiere que hagamos,” dijo él.
Continuando con el tema de Zuazo, Junuee Castro, directora de la Oficina del Ministerio para jóvenes y jóvenes adultos les dijo a los jóvenes “ustedes son las piezas perfectas de Dios.”
Todas las personas son creadas a imágen y semejanza de Dios, agregó Castro, y porque Dios es una comunidad de personas en la Trinidad, también las personas pertenecen a una comunidad. Ella discutió acerca de las varias comunidades a las que los jóvenes pertenecían, sus amigos, sus Iglesias y la comunidad más amplia la cual incluye a los desconocidos.
“Ustedes no están solos,” dijo Castro a los jóvenes agregando que Dios brinda su divina asistencia para que las personas entiendan y amen a sus semejantes y los valoren.
El padre Rafael Murillo, párroco de la Iglesia Católica de Notre Dame de Lourdes dijo que el ser los anfitriones de este evento fue maravilloso ya que les brindo información para apoyar y ayudar a los jóvenes en sus relaciones con sus padres, la Iglesia y con la comunidad en general, “y eso es lo que estábamos buscando.”
Castro dijo que, durante el retiro, los jóvenes parti-ciparon en actividades y estuvieron atentos y participativos a las presentaciones, así es que “el propósito de venir aquí y unir a los jóvenes del decanato este fue logrado.”
Los jóvenes mismos dijeron haber disfrutado mucho el retiro. Lizbeth Acosta, feligrés de Notre Dame de Lourdes dijo que le gustó conocer a más personas y José Salazar, quien asiste a la Misión de San Rafael, dijo que los juegos y las actividades le dieron algo que hacer en lugar de solo estar sentado en su casa. 
También dijo “Aprendí mas de Dios, que Él es un amigo.”
Traducido por: Laura Vallejo 
For questions, comments or to report inaccuracies on the website, please CLICK HERE.
© Copyright 2017 The Diocese of Salt Lake City. All rights reserved.