Sacerdotes diocesanos celebran jubileos

Friday, May. 18, 2018
Sacerdotes diocesanos celebran jubileos + Enlarge
El Obispo Oscar A. Solis junto al padre Charles T. Cummins y al padre Javier Virgen durante una reunión realizada el 9 de mayo para celebrar sus aniversarios sacerdotales.
By Marie Mischel
Intermountain Catholic

Traducido por: Laura Vallejo

Intermountain Catholic

SALT LAKE CITY — El padre Charles Cummins, quien el  27 de abril celebró su 50avo aniversario de ordenación sacerdotal y el padre  Javier Virgen, quien el  4 de septiembre de 1993 celebrará su 25 avo aniversario de ordenación sacerdotal, fueron hornadas por los sacerdotes diocesano durante una reunión realizada el 9 de mayo.

El padre Cummins, quien es el capellán del Centro Newman en la Universidad Weber State y el administrador de la Misión de St. Florence “es una inspiración para todos nosotros,” dijo el padre Andrzej Skrzypiec, párroco de St. Ambrose, quien fungió como el maestro de ceremonias de la velada.

El padre Cummins es el capellán de la Universidad Weber State.

Monseñor Colin F. Bircumshaw, Vicario general de la Diócesis de Salt Lake City, hablo de sus memorias al haber trabajado junto al padre Cummins en los años 70’s, cuando ambos fueron asignados como nuevos sacerdotes assitentes en la Catedral de la Magdalena. Monseñor Bircumshaw dijo que cuando ambos fueron a realizar ministerio a la cárcel el padre Cummins les hablo con palabras simples las cuales los tranquilizaron. “Tenía un alcance libre de juicios en el ministerio.”

El padre Cummins también tiene una gran ética laboral; cuando fue asignado como capellán del Hospital de St. Benedict en Ogden “su meta fue visitar 200 cuartos al día... Nunca mencionaba la religión a menos de que los pacientes lo hicieran, Su filosofía fue solo la de ser un ser humano bondadoso con las personas,” dijo Monseñor Bircumshaw.

Otra de las asignaciones del padre Cummins fue la de capellán en la preparatoria Católica de St. Joseph, en donde entre otras funciones manejo el autobús transportando al equipo de pista. De esos tiempos el padre Cummins solía decir “traje salvos a los niños’. Eso es de lo que hacía alarde. Su único alarde,” dijo Monseñor Bircumshaw. “Todo lo hacía con mucha humildad.”

El padre Ken Vialpando le agradeció al padre Cummins por su fiel, dedicado y comprometido servicio.

Ambos sacerdotes fueron marinos y el padre Vialpando dijo que el padre Cummins era la personificación de una frase Semper Fidelis. Una frase en latín que significa: “siempre fiel” y ese era el motto de los Marinos vengan muchos años más.”

“Usted es fiel a Dios, al país a los marinos, a sus hermanos sacerdotes y a las personas a que las que sirve,” le dijo el padre Vialpando al padre Cummins.

Durante sus comentarios el padre Cummins recordó compartir actividades con varios sacerdotes de la diócesis y concluyó diciendo “les quiero a gradecer a todos por su hermandad y por todo lo que han hecho por mí, ayudándome, y espero poder seguir para adelante por muchos años más.”

El padre Virgen, quien ahora funge como párroco de la Iglesia de St. Joseph the Worker fue director de vocaciones diocesano. También sirvió, como consultor y como parte del consejo del personal presbiteral. Además ha servido como vicario parroquial en las parroquias de St. Joseph (Ogden), San Francisco de Asís (Orem) y Santa Teresita del Niño Jesús (Midvale); como párroco en St. Elizabeth (Condado Sevier), San Pedro y San Pablo (West Valley) y Nuestra Señora de Lourdes (Magna); como administrador de Nuestra Señora de Guadalupe y como Vicario episcopal de la Oficina diocesana de Asuntos Hispanos. 

“Para mí y para muchos, el padre Javier es uno de los mejores sacerdotes que hemos tenido en la Diócesis de Salt Lake,” dijo el padre Vialpando. “Sin importar donde haya estado, bien sea como párroco asociado o como párroco, es obvio que los feligreses dentro y fuera de la parroquia gravitan en tu entorno por tus habilidades pastorales, por tu fidelidad dedicación y compromiso... Siempre has estado presente para las personas. Por tus habilidades pastorales, por tus habilidades bilingües, alcanzando a las personas hablando su idioma, tanto en inglés como en español, pero aún más importante hablando el lenguaje de Cristo, el lenguaje del amor.”

El padre Vialpando le agradeció al padre Virgen a nombre de todos los sacerdotes de la diócesis por todo lo que ha y sigue haciendo.

“Usted es una gran inspiración...estoy seguro que muchos, sino es que todos los sacerdotes pueden decir lo mismo de su ministerio como sacerdote,” dijo el padre Vialpando. “Has bendecido a nuestra diócesis abundantemente y oramos para que Dios te siga bendiciendo con todas las bendiciones que el cielo puede brindar.”

 En sus comentarios el padre Virgen expresó su gratitud por el apoyo que sus hermanos sacerdotes le dieron cuando tuvo que someterse a diálisis y dijo que nunca iba a dejar de agradecerle al Señor por el don de sus 25 años como sacerdote. “Entre tanto, pensando en el futuro, confiando en el amor de nuestro Dios y en la protección de nuestra Santa Madre, para que cada año que pase y por todo lo bueno que venga con estos, y por la alegría para compartir,” dijo el padre.

Los logros de 50 y 25 años enfatizan el compromiso de estos dos hombres a su ministerio, dijo el Obispo Oscar A. Solis al final del evento.

“Habla muy bien de lo que el ministerio del sacerdocio es y de la dedicación que implica. Es una gran bendición y fortuna el contar con el padre Chuck y el padre Javier como parte de la Iglesia local de la Diócesis de Salt Lake City, así como parte de nuestra Iglesia universal.”

Hablándoles al padre Cummins y de padre Virgen el obispo les dijo “a nombre del pueblo de Dios en la Diócesis de Salt Lake City, no sólo queremos honrarlos con esta celebración en su aniversario, sino queremos agradecerles por ser la personificacion de lo que el ministerio del sacerdocio es.”

For questions, comments or to report inaccuracies on the website, please CLICK HERE.
© Copyright 2018 The Diocese of Salt Lake City. All rights reserved.