Seminarista será ordenado al sacerdocio el 14 de agosto

Friday, Jul. 31, 2020
By Laura Vallejo
Intermountain Catholic

SALT LAKE CITY— El 14 de agosto la Catedral de la Magdalena estará de gala al ser el lugar en donde se rea-lizará el Sacramento de las Santas Ordenes, conforme el diacono Dominic Sternhagen  es ordenado al sacerdocio por el Obispo  Oscar A. Solis.

El camino de Sternhagen hacia el sacerdocio comenzó hace 21 años, cuando ingresó al seminario Westminster Abbey en British Columbia. Este es una comunidad de monjes Benedictinos el cual es parte del Monasterio Mount Angel en Oregon, lugar en donde la mayoría de los seminaristas de la diócesis de Salt Lake City se preparan.

“He estado caminando por este camino por un tiempo, y eso significa que este ha cambiado radicalmente a través de los anos,” dijo el diacono Sternhagen. “Mi primera experiencia al llamado [del sacerdocio] fue el deseo de consagrar mi vida entera ante Dios asi como el servicio a su Pueblo.”

La entereza del llamado al sacerdocio siempre ha sido “seguir el ejemplo que Cristo nos ha dado. Ya que el sa-cerdocio es en esencia una total consagración, parecido al matrimonio. No es solo en trabajo de 9-5.” dijo el diácono Sternhagen

Después de 12 años de estudios en la Legión de Cristo, el  diácono Sternhagen se dio cuenta que su camino era un poco diferente. Durante un ano realizó trabajo pastoral en Filadelfia, para entonces ser llamado por la oficina de vocaciones de la diócesis de Salt Lake City para servir en Utah.

El diácono además de inglés a habla español.

 Primero fue asignado a la parroquia de St. Jospeh en Ogden, para después ir a la parroquia de St. Mary en West Heaven. Sus experiencias lo motivaron a aceptar la invitación a continuar sus estudios en el seminario Mount Angel en preparación al sacerdocio.

El camino hacia el sacerdocio le ha enseñado que el sacerdocio Católico es un llamo de amor.

“Un amor que no sólo se limita a uno mismo o a una persona o a una familia. O a dividirse entre la Iglesia y el hogar, sino un amor que como el de Cristo, alcanza y llega a todo el Pueblo de Cristo y a todas las personas... Un amor que como el de Cristo, se desborda. Es una sola meta, una que este pobre instrumento nunca alcanzará pero que hará todo lo posible para seguir preparándose y seguir siempre adelante.”

En su camino el diácono Sternhagen dijo haber encontrado una diversidad de retos, pero también de grandes alegrías.

“Siempre he sido mi mayor reto, y el único logro del que puedo sentirme orgulloso es el el poder, con un poco de esperanza, salir del camino con Dios y dejar que El haga su trabajo,” dijo el diácono Sternhagen agregando que cada paso del camino lo ha llenado de alegría

“No solo y a pesar de, sino es por esos retos y por esas dificultades que el Padre me ha permitido llegar hasta donde hoy estoy. Mi esperanza es poder ser su instrumento para llevar a Cristo con su Pueblo. Todo lo demás en vanidad. La ordenación no es el termino, es el comienzo, es un largo camino. Pero si puedo, aunque sea solo a una persona a acercarse al Señor, toda habrá valido la pena... Estoy listo para dejar que Dios actué a través de mí y estoy listo para que Dios tome el timón,” dijo el  diácono Sternhagen.

Monseñor Colin F, Bircumshaw, Vicario general, dijo que el diácono Sternhagen será un buen sacerdote ya que tiene una fe muy profunda.

“La fe es un don, y él ha sido grandemente enriquecido con la fe, primero, a través de su familia, y después por la educación y oportunidades religiosas a las que ha sido expuesto a lo lago de los años de su formación.”

Además el  diácono Sternhagen me parece una buena persona con gran sentido común. Las personas se pueden fácilmente sentir relacionadas con él,” dijo Monseñor Bircumshaw.

Después de su ordenación el  diácono Sternhagen comenzará su asignación como vicario parroquial en la Catedral de la Magdalena.

“La Catedral es muy hermosa... Estoy muy agradecido por la oportunidad de ser parte de ella. Deseo participar en todas las hermosas liturgias... Estoy muy contento de poder servir...” dijo el  diácono Sternhagen.

Debido a que su ordenación se llevará bajo los estrictos lineamientos del distanciamiento social, debidos a la pandemia, la asistencia la celebración de su ordenación será limitada.

Sin embargo, esta es solo una señal más de que “Dios permite el mal para traer un bien mayor,” dijo el  diácono Sternhagen. “Tenemos que tener eso presente...a hora más que nunca estamos juntos, a pesar de las distancias.”

For questions, comments or to report inaccuracies on the website, please CLICK HERE.
© Copyright 2020 The Diocese of Salt Lake City. All rights reserved.